Casa de las Pinturas (Pumánin)

Es un espacio donde inician múltiples senderos de diálogo, investigación y experimentación que llevan a enriquecer la pintura Totonaca desde su propia raíz.
Los Abuelos han enseñado que los colores tienen un gran significado, éstos se dan desde el cosmos, el mismo sol y las estrellas. Han dicho que los colores no entran en nosotros sólo por los ojos, también por los demás sentidos, como el gusto, el olfato y la piel, o trasmiten algún sentimiento.
La casa propone recuperar el concepto propio del color, inmerso no sólo en el acto de pintar sino en el todo, así como sus múltiples técnicas de aplicación en: textiles, cerámica, madera, piedra, zacuales, pintura corporal, murales, medicina, danza, etcétera.